Día del Trabajador

Para algunos se trata de un día de lucha y de reivindicaciones de los derechos de los trabajadores y para otros un día de festejos y hermandad entre los mismos. Ante todo, se trata de un homenaje a todos aquellos que, en distintas actividades día tras día, se ganan la vida con la fuerza de trabajo, forjando así, además, su carácter, su espíritu y su dignidad.

El Origen

A fines del S XIX se vivía la Segunda Revolución Industrial, en la cual las fábricas e industrias trabajaban al máximo y generaban un gran número de puestos de trabajo. Sin embargo, las condiciones laborales de la clase obrera eran lamentables. Indiscriminadamente, hombres, mujeres y niños eran explotadas en jornadas que se extendían hasta por 18 horas diarias, con castigos físicos y salarios muy distantes del mínimo indispensable para llevar una vida decente.

En Estados Unidos, este fenómeno se vivía con intensidad. El descontento general de los trabajadores, los llevó a agruparse en sindicatos para defender sus derechos y conseguir majoras en las condiciones laborales.

1886, el año clave

En 1884, el IV Congreso de la Federación Norteamericana del Trabajo, celebrado en Chicago, se propuso como objetivo conseguir la reducción de la jornada laboral a 8 hs. diarias. Si bien el reclamo fue escuchado en todo el país, las empresas no lo acataron, lo que llevó a una impresionante serie de huelgas y movilizaciones desde el 1º de mayo de 1886, fecha límite que las organizaciones habían puesto para su cumplimiento.

Los Mártires de Chicago

En Chicago, las movilizaciones continuaron hasta el 4 de mayo con violentos enfrentamientos entre miles de huelguistas y centenares de policías en la plaza de Haymarket. Durante las manifestaciones una bomba, cuyo origen no pudo ser determinado, mató  a un policía e hirió a varios. Con esa excusa y apoyado en la opinión pública, el gobierno ordenó la detención de varios dirigentes obreros y políticos. Aunque nada pudo probarse en su contra, los ocho detenidos fueron declarados culpables, acusados de ser enemigos de la sociedad y el orden establecido. Cuatro de ellos, fueron ejecutados el 11 de noviembre de 1887. De esta manera, se transformaron en los Mártires de Chicago y representan a aquellos que dejaron la vida por la defensa de los derechos de los trabajadores.

Después de la revuelta

En julio de 1889, el Congreso de París de la Segunda Internacional instituyó el Día Inernacional del Trabajador, como forma de mantener la memoria de los hechos ocurridos en 1886 en Chicago. En 1890, el evento se concretó en varios países europeos, Chile, Perú y Cuba, entre otros lugares. En 1891, Irlanda, Rusia y Brasil se fueron sumando a la conmemoración. Sucesivamente muchos países comenzaron a unirse a esta celebración. A lo largo del siglo XX, se fueron ampliando y acrecentando las leyes que comtemplan a los trabajadores, otorgándoles derechos de respeto, retribución y amparo social.

Fuente: El Escolar

¡TE INVITAMOS A CONTESTAR LA TRIVIA!

Deja un comentario

:D :-) :( :o 8O :? 8) :lol: :x :P :oops: :cry: :evil: :twisted: :roll: :wink: :!: :?: :idea: :arrow: :| :mrgreen: