Un pingüino “intruso”

Un grupo de científicos europeos que trabajan juntos con cineastas de vida silvestre de Reino Unido han desarrollado un robot a control remoto disfrazado de pingüino con el fin de estudiar a las tímidas colonias de pingüinos emperador en la Antártida.

Los investigadores, dirigidos por Yvon Le Maho, de la Universidad de Estrasburgo en Francia, han explicado a la revista Nature Method como fueron capaces de estudiar a las colonias de pingüinos. Aunque al principios se asustaban al ver el robot, después lo adoptaron como suyo, hasta un pingüino le cantó una canción.

 

Los comentarios están cerrados.